HISTORIA MILITAR DE ESPAÑA
Campañas




LA GUERRA CIVIL ESPAÑOLA
(1936 - 1939)



El "alzamiento nacional"
El paso del Estrecho
La marcha sobre Madrid

Persecución religiosa

"La aspiración más inmediata de los trabajadores es el golpe de Estado, que ha de darles la posesión exclusiva del poder."
Vladimir I. Lenin, noviembre de 1920.

"La República lo será mientras se cumplan estos tres principios: el respeto al sufragio, el respeto a la ley y el respeto a las sentencias de los tribunales. En cuanto uno de estos tres principios falle, no habrá República, ni siquiera convivencia social."
Ricardo Samper, presidente del gobierno de la II República española (1934).

"... existen dudas serias de que las autoridades, en caso de emergencia, estén realmente en disposición de adoptar una postura firme contra la extrema izquierda, que ahora se dirige con energía contra la religión y la propiedad privada. Las autoridades locales, la policía y hasta los soldados están muy influidos por ideas socialistas y, a menos que se les someta a una dirección enérgica, es posible que muy pronto se vean arrastrados por elementos extremistas hasta que resulte demasiado tarde para evitar una amenaza seria contra el Estado."
Shuckburg, funcionario del Foreign Office británico. Minuta de 23 de marzo de 1936. FO 371-20561 W2015. FO 371-20520 W2387. Citada por César Vidal, La guerra que ganó Franco, 2006, p. 98.

"En España las cosas están bastante peor de lo que aquí se cree. En las grandes ciudades y centros turísticos está escondida pero en el resto de los lugares la revolución ya ha comenzado. Hice cinco mil millas por España y, salvo en Cataluña, en las paredes de todos los pueblos que visité había hoces y martillos, y en sus calles pude ver los signos innegables de un profundo odio de clases, fomentado por la agitación creciente de agentes soviéticos." Arthur Bryant, historiador británico. Carta de 13 de abril de 1936 al primer ministro Baldwin, amigo personal suyo. Citada en J. Edwards, The British Government and the Spanish Civil War, Londres, 1979, p.5; y por César Vidal, La guerra que ganó Franco, 2006, p. 100.