IMITACIÓN DE CRISTO

LIBRO PRIMERO. Capítulo 9

Obediencia y sujección.

1. Es cosa muy grande vivir en obediencia bajo un superior y no mandarse solo. Es mucho más seguro ser súbdito que superior.

Muchos viven en obediencia más por necesidad que por caridad: sufren y fácilmente murmuran. estos infelices jamás obtendrán la libertad del corazón, si no se someten por Dios y con toda el alma. Anda de acá para allá; no hallarás la paz sino en la humilde sumisión bajo el gobierno de tu superior. Son muchos los engañados por imaginarse más felices con el cambio de lugar.

2. Es verdad que a cada cual le gusta obrar según su propio sentir y se inclina más a los que son del mismo parecer.

Pero si está Dios entre nosotros, también nosotros debemos en ocasiones dejar nuestro modo de pensar, por amor a la concordia.

¿Quién es tan sabio que lo sepa todo? De manera que no confíes demasiado en tu opinión, y oye también con gusto el parecer ajeno. Si tu opinión es buena, y por amor de Dios la dejas y sigues otra, mayor provecho sacarás de ello.

3. Muchas veces he oido decir que pedir y recibir consejo es más seguro que darlo.

Puede suceder también que los diversos pareceres sean buenos todos. Pero el negarse a ceder a otros, cuando haya causa o razón para ello, es señal de soberbia y terquedad.

----------oooOOOooo----------