IMITACIÓN DE CRISTO

LIBRO PRIMERO. Capítulo 8

Debe evitarse la familiaridad excesiva.

1. No les abras a todos tu crazón. Trata tus cosas con personas prudentes y temerosas de Dios.

No te juntes mucho con jóvenes, ni con extraños.

No adules a los ricos, ni te guste aparecer ante los grandes.

Acompáñate de los sencillos y humildes, de los piadosos y virtuosos, y con ellos conversa de cosas edificantes.

No tengas amistad familiar con mujer alguna. Encomienda a Dios todas las mujeres buenas en general.

No desees otra intimidad que la de Dios y sus ángeles, y huye del trato de los hombres.

2. Se debe amar a todos con amor de caridad, pero no conviene la familiaridad.

Hay personas de brilante reputación que se las eclipsa al conocerlas.

A veces creemos agradar a los demás con nuestra amistad, cuando. por el contrario, ya comenzamos a desagradarles porque han observado ya nuestras malas costumbres.

----------oooOOOooo----------