¡QUÉ GRANDE ES DIOS!
¡Solo tú!