HISTORIA MILITAR DE ESPAÑA
Documentos de Ingenieros




REAL DECRETO DE 13 DE ENERO DE 1710

Considerado por algunos como el verdadero documento fundacional del Arma de Ingenieros, frente al tradicional del 17 de abril de 1711, es el nombramiento de Próspero de Verboom como Ingeniero general de mis Ejércitos, plazas y fortificaciones de todos mis Reinos, provincias y Estados.

Don Felipe, por la Gracia de Dios, Rey de Castilla, de León, de Aragón, de las dos Sicilias, de Jerusalén, de Navarra, de Granada, de Toledo, de Valencia, de Galicia, de Mallorca, de Sivilla, de Cerdeña, de Córdova, de Córcega, de Murcia, de Jaén, de los Algarves, de Algecira, de Gibraltar, de las islas de Canaria, de las Indias Orientales y Occidentales, Islas, y Tierra firme del mar Océano, Archiduque de Austria, Duque de Borgoña, de Bravante y de Milán, Conde de Abspurg, de Flandes, Tirol y Barcelona, Señor de Vizcaya y de Molina, etc.

Por cuanto atendiendo a los méritos y largos servicios de vos el Teniente General de mis Ejércitos, D. Jorge Próspero de Verboom, a la satisfacción y crédito con que habeis obrado en diferentes empleos militares que habéis obtenido, y particularmente en el del Cuartel-Maestre general de los Ejércitos de los Países Bajos, y con el de Ingeniero mayor, cuyos empleos habéis ejercido de diez y siete años a esta parte, y los ocho de ellos de Ingeniero general de dichos Ejércitos y fortificaciones de aquellos Estados, con especiales pruebas de vuestra capacidad, experiencias, valor y prudente conducta, no sólo en todas las batallas, encuentros, sitios, defensas y otras funciones en que os habéis hallado, sino también en las fortificaciones de mis plazas y otras obras grandes que habéis hecho construir en muy poco tiempo antes de declararse esta guerra, para cubrir las provincias de Flandes que se hallaban abiertas de la parte de la frontera de los enemigos, lo que contribuyó mucho a la conservación de aquellos países:

He resuelto elegiros y nombraros por Ingeniero general de mis Ejércitos, plazas y fortificaciones de todos mis Reinos, provincias y Estados en cualquier parte que sean y os hallárais, dándoos y concediéndoos todas las honras y exenciones que os pertenecen por razón de dicho puesto, el cual os he conferido para que atendáis a todas las funciones que se ofrecieren en este cargo, tanto en mis Ejércitos como en los sitios de plazas, ciudades, villas, puertos de mar y de tierra, presidios, castillos y otros cualquier puestos ocupados por los enemigos, donde os empleareis en dirigir los ataques, bombardeos, formar líneas de circunvalación y contravalación cuando fuera necesario, señalar y ordenar las trincheras, baterías y demás obras que halláreis convenir para reducirlos a nuestra obediencia, como así mismo hacer y ordenar las disposiciones para la defensa cuando el caso lo requiera, corriendo por vuestra dirección todas las fortificaciones que se hicieren en sus plantas y proyectos para hacer nuevas plazas, mudar o añadir fortificaciones a las antiguas, extinguir y deshacer las inútiles, para que yo pueda hacer juicio de ellas y daros las órdenes que convinieren a mi servicio, y para que en su consecuencia hagais o mandeis hacer los ajustes y precios de ellas para mayor bien y ventaja de mi servicio; y a este fin os encargo y mando hagais examen de los Ingenieros que se presentaren para entrar en mi servicio y ejercer este empleo, dándoles los testimonios según su mérito e inteligencia en este arte, para que sepan ejecutar las obras en la forma y realidad que requiere dicho arte y fábrica de ellas.

Por tanto, mando a todos mis Virreyes, Capitanes Generales y Comandantes Generales de mis Ejércitos, reinos y provincias, a los Intendentes, Comisarios, Ordenadores y demás Ministros, y a todos los Gobernadores de mis provincias, plazas, ciudades, villas, puertos, presidios, castillos, fuertes y otros cualquier puestos de guerra de mis reinos y Estados, os reconozcan y respeten por tal Ingeniero General y no os pongan embarazo ni impedimento alguno, sino antes bien os den toda la asistencia que requiere mi servicio en lo que tocare a este empleo. Para todo lo cual os doy y concedo todo el poder y autoridad que le corresponde para que podáis disponer y ordenar en los casos que debierais hacerlo, y para su cumplimiento os obedezcan todos los Cabos, Oficiales y soldados que les tocare de cualquier calidad, nación o condición que sean, sin dilación ni repugnancia alguna, y particularmente todos los Ingenieros, Contralores, y otros cualquier Oficiales de las fortificaciones de mis plazas y Ejércitos, como también los Oficiales de Artillería que se hallaren en ellos y en las funciones de vuestro cargo en todo lo que sobre ello mandareis por escrito o de palabra tocantes a mi servicio, como si Yo mismo lo mandase, que así es mi voluntad, y que con este empleo gocéis los 300 escudos de sueldo al mes que he tenido por bien señalaros, como también otros 80 escudos al mes con que asimismo he resuelto que se os asista juntamente para dos Designadores que habéis de tener al respecto de 40 cada uno, sin que para este pagamento de los dichos Designadores sea necesario otro instrumento que vuestro recibo, tomándose razón de este título en la Tesorería Mayor de la Guerra, en la Secretaría del Registro general de Maravedises, dentro de dos meses de su fecha, con advertencia que de no ejecutarse así ha de ser invalida ésta, y por los oficios de sueldo de personas a quienes perteneciere.

Dado en Madrid a 13 de enero de 1710.

Yo el Rey.
Sig.

Yo Don Juan de Elizondo, Secretario del Rey Nuestro Señor, lo hice escribir por su mandado.
Registrado en la Secretaría de la Real Cámara de Mercedes, como S.M. manda.
Madrid, 4 de febrero de 1710.

Don Juan Manuel de Heredia Tejada.
Zaragoza, 17 de febrero de 1710.

Cúmplase lo que S.M. manda.
El Príncipe Tserclaes de Tilly.

Tomé la razón de este Real despacho.
El Marqués de Castelar.
Gratis.

Título de Ingeniero General de los Ejércitos, Reinos, Provincias y Estados de España del Teniente General D. Jorge Próspero de Verboom.

Tomé la razón del Real título de S.M., escrito en las cuatro hojas antes de ésta en los libros de la Contaduría de mi cargo de la intervención de la Tesorería Mayor de la Guerra.

Madrid, febrero a 1° de 1710.
Don Julián Gutierrez Maestre



FUENTES:

  • Archivo de Simancas: Secretaría de Guerra Moderna.- Indiferente de Ingenieros.- Legajo núm. 3.799.- Año de 1710. En los documentos coleccionados por Aparici. Siglo XVIII.- Gobierno del Cuerpo. Tomo I, folios 265 a 259. Citado por Joaquín de la Llave en su biografía de don Jorge Próspero de Verboom publicada en el número de abril de 1911 del Memorial de Ingenieros. Tomo 66, páginas 124 a 126.