HISTORIA MILITAR DE ESPAÑA
Documentos de Ingenieros




PROPUESTA DE CREACIÓN DE UN CUERPO DE INGENIEROS, DE 4 DE JULIO DE 1710

Copia de la representación hecha por el Marqués de Verboom al de Bedmar en 4 de julio de 1710 manifestando la necesidad de formar un Cuerpo de Ingenieros con los venidos de Flandes y otros sugetos.

Excmo. Señor

Lo mucho que ha habido que hacer en orden de los movimientos del Egercito y otras disposiciones que dependen de mi empleo de Cuartel Maestre General, no me han dado luagr hasta ahora de hacer respuesta a V.E. sobre el informe que ha sido servido pedirme tocante a los Ingenieros que han venido de Flandes; lo que hago al presente, poniendo en la consideración de V.E. quien (por sus largas experiencias, e inteligencia en esta materia) sabe cuanto importa al Real servicio de establecer un Cuerpo de Ingenieros en este Reyno, que tanta falta ha hecho hasta ahora, y con la ocasión de haber llegado estos sugetos de Flandes, me parece muy conveniente al servicio de su Magestad, que en este pie se empiece a formar dicho Cuerpo, siendo los más de ellos hombres de experiencia y capacidad, como lo es tambien un Ingeniero Francés, que por solicitación del Excmo. Señor Príncipe de Tserclaes ha quedado en este Reyno, y otro que es Capitán en el Regimiento de Infantería de Gueldres, y está trabajando en las fortificaciones de Lérida, cuyos nombres van expresados en la relación adjunta.

El francés llamado Don Luis Languot, es sugeto que conozco, y he visto servir de algunos años a esta parte; El Señor Mariscal de Vauban (Que Dios haya en su Gloria) se sirvió de él para hacer todos los proyectos de fortificaciones de las Plazas, detalles de sitios, y otras dependencias pertenecientes a esta arte, y habiendo pasado por orden del Rey de Francia a este Reyno, asistió a todos los sitios que se han hecho en esta Guerra en el Reyno de Valencia, y este Principado de Cataluña, en los cuales ha recivido diferentes heridas; y habiendo adquirido al mesmo tiempo la facultad de la lengua Española, pudiera ser de mucha utilidad al servicio del Rey, teniendo experiencia, asi de las obras de tierra, como de las de las Mar, y otras aguas; por lo cual le juzgo tambien digno del empleo de Director, aunque está puesto en la relación por Ingeniero en Gefe, lo que ha sido ya tiempo ha.

Y para que este Cuerpo se forme con la regla que conviene, me parece que sería muy del servicio de su Magestad egecutarlo en la forma que va espresado en la proposición adjunta, que suplico a V.E. de examinar, y representar sobre ella lo que más hallare convenir; considerando los peligros, travajos y gastos continuos a que están espuestos estos Oficiales, más que los otros; por lo cual se les ha de atender en los sueldos que convendría señalarlos en las Tesorerías, o otros receptas de las Rentas Reales en donde estubiesen pagados puntualmente, sin lo cual no será posible que puedan subsistir; y hacer el Real servicio, sea en la Plazas, o en Campaña; por que habiendo abandonado sus casas y familias para venir a disfrutar su celo y capacidad en el servicio del Rey en este Reyno, no pueden tener en el otro alibio, ni recurso que el de las gracias de su Magestad.

Y como importa tanto a su Real servicio de tener en las Plazas quien entienda y dirija sus fortificaciones segun las reglas del Arte, y con la economía que requieren tan grandes y costosas fábricas, dando cuenta de todo de lo que se hubiere de egecutar en ellas, por Planos y memorias, sin que esta incumbencia quede al arbitrio de los que no entienden la profesión, de que han nacido los dañosos inconvenientes de haberse hecho obras contra las mesmas Plazas, y haberse demolido otras muy utiles a sus defensas, y aun abandonado y desmoronado puestos enteros sin participación alguna de la Corte, ni aún de los Capitanes Generales, dejando aparte el grandísimo desperdicio que se ha hecho en dichas obras, como se está esperimentando todos los dias, como entre otras el que se ha hecho en Fraga, en donde se han gastado más de 150 doblones, donde no solamente no se ha hecho ninguna obra de provecho, pero se ha disminuido, quitado la defensa que la naturaleza le había dado.

Estas, y una infinidad de otras razones conocidas de V.E. son bastantes para que sirva de ponelas en la alta consideración de su Magestad, para que se sirve de resolber sobre ello lo que mejor conviniere a su Real servicio.

Dios guarde a la Excma. persona de V.E. los muchos años que puede y deseo.

Campo Real de Ivars y Julio 4 de 1710

Sin firma

Simancas y Abril 22 de 1854.

J. Aparici


Plan del Marqués de Verboom propuesto en 4 de julio de 1710 con objeto de formar cuerpo con los Ingenieros venidos de Flandes y otros sugetos.

Reglamento que propone el Ingeniero General Don Próspero de Verboom, para los Ingenieros que han venido de Flandes a esta frontera, y un Francés, que por solicitación del Excmo. Señor Príncipe de Tserclaes se ha quedado en este Reyno, con otro que está travajando a las fortificaciones de Lérida; asi para el servicio ordinario en las Plazas, como para el estraordinario en Campaña y Sitios; sobre el cual se podrá hacer un Reglamento General para los de todo el Reyno, en habiendo tenido conocimiento de la capacidad de los sugetos que se hallan en él.

Primeramente

Para el servicio ordinario en las Provincias y Plazas, será necesario que haya en cada Reyno Principal un Ingeniero Director, lo que corresponde a Ingeniero mayor, que tendrá a su mando todos los Ingenieros de aquel Reyno, quienes darán cuenta a dicho Ingeniero Director de todo lo que se ofreciere en este Arte, y aquel la dará al Ingeniero General, y este a los Capitanes Generales, y al Rey, y se podrán arreglar los grados y sueldos, como sigue.

(Citado en el margen izquierdo: Los Directores se hallan con la obligación de hacer frecuentes viajes de una Plaza a otra, lo que les ocasiona grandes gastos, y más en este Reyno de España, que en otras partes.)

    A los Ingenieros Directores que se hallaran mandando los demás Ingenieros en un Reyno, o Provincia, convendrá que se les señale de sueldo fijo por mes, comprendiendo el de un Disigniador que han menester para travajar a los Planos de las Plazas, y de sus terreros ..... 230 escudos.

(Citado en el margen izquierdo: También estos están espuestos a gastos estraordinarios de viajes.)

    A los Ingenieros Engefe mandando los Ingenieros en Segundo, y los ordinarios, y teniendo diferentes Plazas debajo de su conducta, se les señale por mes ... 160 escudos.

    A los Ingenieros en Segundo que tendrán debajo de su mando los Ingenieros ordinarios, tendrán de sueldo por mes ... 100 escudos.

    A los Ingenieros ordinarios, que es el primer grado para entrar en el Cuerpo, y se componen de los que tienen bastante teorica para aprender la Práctica, éstos tendrán de sueldo por mes ... 50 escudos.

Además de esto se les habrá de dar en dichas Plazas las Raciones de pan y forrage, como sigue:

    Al Ingeniero Director, 8 raciones de pan y 4 de forrage.

    Al Ingeniero Engefe, 6 raciones de pan y 3 de forrage.

    Al Ingeniero en Segundo, 4 raciones de pan y 2 de forrage.

    Al Ingeniero ordinario, 2 raciones de pan y 1 de forrage.

Para el servicio estraordinario, de Campaña o Sitio

(Citado en el margen izquierdo: Estas Brigadas se forman ordinariamente de ocho, ó diez Ingenieros. (aparte) Comprendidos los tres primeros, que son Brigadier, Sobrigadier, y Gefe de la Brigada, que es la tercera persona de la Brigada.)

    Se formarán Brigadas, y serán los Brigadieres los Directores, o Ingenieros Engefe, y a éstos Brigadieres se les ha de dar para aquiparse, y otros gastos estraordinarios a que se hallen espuestos; por cada mes de Campaña, o de Sitio ... 200 escudos.

    A cada Sobrigadier ... 150 escudos.

    A cada Gefe de Brigada ... 100 escudos.

    A los demás Ingenieros ... 15 escudos.

    Además de esto en los Sitios se nomnra uno, que biene a ser como Sargento mayor de Brigada, que se escoge entre los más espertos para distribuir las ordenes, y hacer el Detail de todo, y a este se le ha de dar como al Brigadier por su gran travajo, y por estar continuamente espuesto a los ataques, y otras funciones ... 200 escudos.

Pan y Forrages de Campaña

    Al Brigadier cada dia ... 10 raciones de pan y 8 de Forrages.

    Al Sobrigadier .......... 8 raciones de pan y 6 de Forrages.

    Al Gefe de Brigada ...... 6 raciones de pan y 5 de Forrages.

    A los demás Ingenieros .. 4 raciones de pan y 3 de Forrages.

Siendo muy necesario al servicio del Rey, que los Ingenieros tengan grados en los Tropas, asi para servirse de ellos en las funciones de su empleo, como para adelantarse, no siendo razón que este genero de Oficiales, que travajan más, y están más espuestos a los peligros de la guerra que cualesquiera otros, se hallen sin ellos; de forma, convendrá se les den los grados proporcionados a los que tienen en el Cuerpo del Ingenio, como tienen los del Cuerpo de Artillería, y además de esto irán subiendo segun los meritos y capacidad de cada uno; y asi, se pudiera asentar por regla general, que el Ingeniero Director tubiese el Grado de Coronel, el Ingeniero Engefe el de Teniente Coronel, el de Segundo de Capitán, y el Ordinario de Teniente.

Relación de los Yngenieros que han venido de Flandes, comprendido en ella un Yngeniero Francés, y uno que se halla travajando en Lerida, y es Capitán en el Regimiento de Ynfantería de Gueldres.

Grados que se les había de dar segun sus meritos, Capacidad y Puestos.

Coronel, y Director .....................

Teniente Coronel ........................

Teniente Coronel ........................

Teniente Coronel ........................

Teniente Coronel ........................



Grados que tienen actualmente

Don Alejandro de Rez, Capitán, y Yngeniero Engefe.

Don Alberto Goffauz, Capitán, y Yngeniero Engefe.

Don Luis de Langoz, Capitán, y Yngeniero Engefe.

Don Alberto Mienzon, Capitán, y Yngeniero Engefe.

Don Juan Diaz Pimienta, Ingeniero Engefe.

Don Joaquín de Flandes, Capitán, y Yngeniero.

Don Jose de Bauffe, Capitán, y Yngeniero en Segundo.

Don Felipe Barón de Tanneville, Capitán, y Yngeniero en Segundo.

Don Juan de Bettefort, Capitán, y Yngeniero en Segundo.




Simancas y Abril 22 de 1854

J. Aparici



FUENTES:

  • Archivo de Simancas, Negociado de Guerra Moderna, legajo 2998, año 1710. Colección Aparici: siglo XVIII, Tomo LIV, signatura 1-2-5, números 5.975 y 5.976.