PLUTÓN




MÚSICA: Obertura "Coriolano" Op. 62 (Allegro con brio), de Lugwid van Beethoven (8´40")



Plutón

 

Plutón

 

Plutón y Caronte

 

"Plutón, el espantoso dios que no perdona, que no se apiada ni escucha las plegarias."

HOMERO (siglo VIII a.C.), poeta griego, en "La Iliada (Libro IX)".

CONCEPTOS DATOS
Distancia al Sol:
Duración de su año:
Masa:
Radio del ecuador:
Diámetro:
Tamaño aparente:
Duración de un día:
Lunas:
39,5 AU (5.913.520.000 km,s.)
249 años terrestres.
0,002 la de la Tierra (1.27e22 kg)
0,23 el de la Tierra.
2.274 km,s.
0,04 segundos de arco.
6,39 días terrestres.
Tres: Caronte, Nix e Hidra.

Plutón, en la Enciclopedia "The Nine Planets".

DESCRIPCIÓN

Plutón orbita generalmente más allá de la órbita de Neptuno. Es mucho más pequeño que cualquier otro de los planetas oficiales del sistema solar. Desde el 24 de agosto de 2006, la UIA clasificó a Plutón como un "planeta enano". Es más pequeño que siete de las lunas del sistema solar: la Luna, Io, Europa, Ganímedes, Calisto, Titán y Tritón.

El nombre griego de Plutón es el de Hades. En la mitología romana, Plutón es el dios del mundo subterráneo.

Plutón fue descubierto en 1930 por un accidente afortunado. Una serie de cálculos sobre los movimientos de Urano y Neptuno, que años más tarde se comprobó que estaban equivocados, habían predicho la existencia de un planeta más allá de la órbita de Neptuno, y que se denominó Planeta X. No conociendo aún el error de cálculo, Clyde William Tombaugh realizó un cuidadoso estudio del cielo en el Observatorio Lowell de Arizona y acabó descubriendo la presencia de Plutón el 18 de febrero de 1930 junto a la estrella Delta GEM. Para su descubrimiento, Tombaugh empleó la técnica de fotografiar la misma parte del cielo dos días diferentes; las estrellas quedarían quietas, pero cualquier objeto que se moviera durante el intervalo se detalaría en las imágenes.

Su nombre se debe a una sugerencia de la niña británica Venetia Burney, de 11 años, quizás porque está tan lejos del Sol que está en una perpetua oscuridad, si bien sus dos primeras letras hacen honor a Percival Lowell, quien trataba de descubrir el nuevo Planeta X en el sistema solar desde 1905.

Tras el descubrimiento de Plutón, se vió rápidamente que era demasiado pequeño como para justificar las discrepancias en las órbitas de los otros planetas. La búsqueda del Planeta X continuó, pero no se encontró nada. Ni es probable que exista, pues las discrepancias desaparecen si en los cálculos se introduce la masa de Neptuno determinada por el Voyager 2 en su encuentro con Neptuno. En definitiva, el Planeta X no existe, aunque esto no significa que no haya otros objetos celestes allá afuera; tan sólo que no son lo suficientemente grandes y cercanos como para serlo. De hecho, ahora sabemos que hay un gran número de pequeños objetos celestes en el Cinturón de Kuiper, más allá de la órbita de Neptuno, algunos de un tamaño similar al de Plutón.

Recientemente ha habido una gran controversia sobre su clasificación. Inmediatamente después de su descubrimiento se le consideró el noveno planeta del sistema solar, y así fue durante 75 años. Pero el 24 de agosto de 2006, la IAU decidió una nueva definición del concepto "planeta", en la que Plutón no encajaba. De esta manera, Plutón se clasifica como "planeta enano", una clasificación distinta de la de "planeta". A pesar de que esto pueda crear cierta controversia, lo que es cierto es que lo importante es lo que sepamos de Plutón, su historia y su naturaleza.

Como Urano, el plano del ecuador de Plutón está casi en ángulo recto al plano de su órbita.

La temperatura de Plutón varía entre -235 y -210 grados Celsius (de 38 a 63 grados Kelvin). Las regiones más "cálidas" corresponden a aquellas que aparecen más oscuras en las longitudes de onda ópticas.

Se desconoce por ahora la composición de Plutón; no obstante, su densidad (sobre 2 gr/cm3) indica que probablemente se trate de un 70% de roca y un 30% de agua, parecido a Tritón. Las zonas brillantes de su superficie parecen estar cubiertas por hielos de nitrógeno con pequeñas cantidades en estado sólido de metano, etano y monóxido de carbono. Se desconoce la composición de las zonas oscuras de la superficie, pero pueden ser debidas a material orgánico primordial o reacciones fotoquímicas disparadas por rayos cósmicos.

Poco se conoce de la atmósfera de Plutón, pero es probable que consista fundamentalmente de nitrógeno con algo de monóxido de carbono y metano. La presión en la superficie es de pocos microbares. La atmósfera de Plutón puede existir como gas solo cuando Plutón está cerca de su perihelio; durante la mayor parte del año de Plutón, los gases atmosféricos se conservan congelados. Cerca del perihelio es probable que parte de su atmósfera escape al espacio y quizás interactúe con su luna Caronte. La NASA quiere que la sonda Nuevos Horizontes llegue a Plutón mientras su atmósfera se conserva en estado gaseoso.

LOS SATÉLITES DE PLUTÓN

Plutón tiene un satélite llamado Caronte, que fue descubierto en 1978 por James Christy justo cuando se movia en su órbita hacia el interior del sistema solar. De esta manera fue posible observar muchas transiciones del Plutón sobre Caronte y viceversa. El eclipse de Caronte sobre Plutón a finales de los años 1980 permitió establecer el diámetro de Plutón en 2.300 km,s y el de Caronte en la mitad, mientras que la separación entre ambos cuerpos es de unos 20.000 km,s. Tras cuidadosos cálculos y observaciones, los astrónomos fueron capaces de construir un mapa de áreas luminosas y oscuras de ámbos cuerpos celestes.

Como la Luna, Caronte pudo haber sido sido el resultado de una colisión ente Plutón y algún otro cuerpo celeste.

Más tarde, en 2005, un equipo descubrió otras dos unas de Plutón usando el Telescopio Espacial Hubble, a las que se denominó Nix e Hidra. Se estima que tienen entre 60 y 200 kilómetros de diámetro.

UN CUERPO DE DIFÍCIL ESTUDIO

Hasta la fecha ninguna sonda espacial ha visitado Plutón. Incluso el Telescopio Espacial Hubble tan solo puede acercarse a dar grandes características de su superficie, sin poder afinar más sus datos.

Por ello, en enero de 2006 la NASA lanzó la sonda espacial "Nuevos Horizontes" la cual, si todo va bien, llegará al punto más cercano a Plutón el 14 de julio de 2015. Desde allí seguirá su viaje hacia el Cinturón de Kuiper. La sonda viaja a la increible velocidad de 36.000 millas por hora, lo que le permitirá encontrase en el punto más cercano a Júpiter en un año, el 28 de febrero de 2007, para aprovechar su masa e impulsarse en su viaje.

El radio de Plutón no está bien conocido del todo. Se da un valor de 1.137 con un error del 1%.

Aunque la suma de las masas de Plutón y su luna Caronte se conoce muy bien, (puede determinarse a partir de cuidadosas medicciones del periodo y el radio de la órbita de Caronte), las masas individuales de Plutón y Caronte son difíciles de determinar porque requieren el conocimiento exacto de sus movimientos mutuos alrededor del centro de masas del sistema, lo que exige medicciones mucho más precisas. Plutón y Caronte con tan pequeños y están tan lejos que el Hubble no puede realizarlas. La proporción entre sus masas está probablemente entre 0,084 y 0,157.

Actualmente se están realizando más observaciones, pero no serán exactas hasta que lleguen los datos de la sonda Nuevos Horizontes.

LA ÓRBITA DE PLUTÓN

La órbita de Plutón es sumamente excéntrica. En ocasiones está más cerca del Sol que Neptuno (así ocurrio desde enero de 1979 hasta el 11 de febrero de 1999). Plutón gira alrededor del Sol en dirección contraria a la de la mayoría de los planetas.

El periodo orbital de Plutón es exactamente 1,5 veces mayor que el de Neptuno. Su inclinación orbital es mucho mayor que la de los otros planetas. Así, aunque parece que la órbita de Plutón cruza la de Neptuno, realmente no lo hacen, y por tanto nunca colisionarán.

La inusual naturaleza de las órbitas de Plutón y Tritón y la similitud de las propiedades brutas entre Plutón y Tritón sugieren algunas conexiones históricas entre ellos. Se pensó incluso que Plutón pudo haber sido un satélite de Neptuno, pero ahora esta idea parece poco probable. Una idea más popular es que Tritón, como Plutón, una vez orbitó de forma independiente alrededor del Sol y fue más tarde capturada por Neptuno. Quizás Tritón, Plutón y Caronte son los únicos restos de una gran clase de objetos celestes similares, el resto de los cuales fueron expulsados hacia la Nube de Oort.

Plutón puede ser visto con un telescopio de aficionado, pero no es nada fácil. Su observación es muy difícil; con una magnitud de 14, se necesita al menos un telescopio de 200 mm y mucha paciencia para identificarlo siguiendo las estrellas rutinariamente durante varias noches seguidas.





(c) ATSD 2002