EL COHETE R-2
(1948-62)



El R-2 fue el primer cohete de diseño enteramente ruso, tras adaptar y mejorar la tecnología aprendida de los alemanes.

Cohete R-2, de Wikipedia.
Traducción libre de R-2 rocket, del sitio web RussianSpaceWeb, de Anatoly Zak.




Cohete R2 a la entrada de la autopista Yaroslavl, Korolyov, Oblast de Moscú.




Necesidad operativa.
Diseño.
Motor del cohete.
Producción.
Versiones.
Características generales.




NECESIDAD OPERATIVA

En el otoño de 1946, el mariscal Zhigarev, Jefe de la Fuerza Aérea soviética, supuestamente dijo a G. Tokady, científico de la citada Fuerza Aérea, lo siguiente: "Hemos de admitir que nuestros cohetes tipo A-4 no satisfacen nuestras necesidades a largo plazo; son buenos para amenazar Inglaterra, pero en una guerra entre América y los soviéticos serían inservibles; lo que realmente necesitamos son cohetes de largo alcance capaces de atacar objetivos en el continente americano".


DISEÑO

A mediados de 1946, durante su estancia en Alemania, Sergei Koroliov, el líder de la investigación de cohetes soviética de después de la guerra, había comenzado a pensar en el diseño de un cohete ruso sucesor del A-4, que más tarde sería denominado como R-2. Estaría equipado con tanques de combustible de tres metros dispuestos a lo largo del cohete y con un motor de 32 toneladas, más potente que el motor alemán de 25 toneladas. Como resultado, el cohete podría alcanzar los 600 kilómetros de distancia, casi el doble que el cohete A-4. El nuevo empuje del motor requería mayores caudales de la bomba que eran inadmisibles para la bomba del cohete A-4. Para resolverlo, los alemanes que trabajaban para los soviétivos propusieron realimentar la bomba con los gases procedentes de la cámara de combustión. Koroliov vio la idea demasiado complicada. Su decisión fue sencillamente colocar una segunda bomba.

Simultáneamente, en el verano de 1946 se le pidió a Helmut Gröttrup, el jefe de los científicos alemanes capturados por los rusos, que, además de escribir el diseño del cohete A-4 y dispusiera una planta piloto para su producción, propusiese modificaciones al cohete A-4, todo ello para mediados de septiembre. Gröttrup y su equipo propusieron alrededor de 150 posibles mejoras, muchas de ellas nacidas en Peenemünde. Casi la mitad de ellas fueron aceptadas de inmediato, entre las que se encontraban tanques de combustible presurizados, colocación de los sistemas de control de vuelo debajo de los tanques, y utilización de bombas de combustible alimentadas por los gases del motor; del resto de las propuestas se les pidieron más detalles.



Cohete R2 en posición de transporte.

Inmediatamente después, en el otoño de 1946 los soviéticos pidieron al equipo de Gröttrup el diseño inicial de un cohete capaz de alcanzar los 1.500 kilómetros de distancia. No se les dieron requisitos de carga ni de exactitud en el punto de caída. Varios días más tarde, Gröttrup entregó un diseño basado en el proyecto alemán del A9/A10, un cohete de dos etapas concebido en Peenemünde para atacar objetivos en Estados Unidos e industrias soviéticas en los Urales.

El diseño del R-2 de Koroliov entró en competición directa con el diseño de Gröttrup. La aproximación de Koroliov consistía en aplicar medidas simples para duplicar el alcance del R-1, que permitían que el cohete pesase hasta un 50% más en el despegue. El profesor Umpefenbach, que sustituyó a Gröttrup en el instituto NII.8 como jefe de los científicos alemanes, no estaba contento, como su predecesor, con el papel que los rusos asignaban al equipo de alemanes. Tampoco veía ningún desafío profesional en el proyecto de cohete R-2, pues "... le dije (a Korolev) hace tiempo que su plan consistía en contruir un cohete A-4 más grande, y que con un motor más potente no necesariamente se incrementa el alcance". Sin embargo, el diseño del Gröttrup era superior, tal como dictaminó una comisión gubernamental. Koroliov se vió obligado a modificar su diseño e incluyó en el mismo algunos de los avances propuestos en el diseño alemán, como el tanque de propelente integrado y la mejora de la precisión mediante un sistema radiocontrolado de apagado del motor. Finalmente, en la revisión definitiva, el diseño de Koroliov salió victorioso y los rusos afrontaron la construcción del cohete R-2 como el primer cohete sucesor del A-4, con diseño soviético.

A pesar del escepticismo de Umpefenbach, el cohete R-2 presentó mejoras significativas. Una de ellas fue que, debido a que la cubierta exterior de la estructura semi-monocasco del tanque de propulsor no resistía fuerzas externa, se instaló una cubierta monocasco para conectar los tanques. Esto redujo aún más el peso en vacío del cohete. La sección instrumental fue retirada de la parte de la cabeza de cohete y colocada entre el tanque de oxígeno y la sección de cola.

Otra mejora fue la capacidad de incorporar a ojiva nuclear del tipo Geran, de 1,5 toneladas, que dispersaría un líquido radiactivo a gran altura para producir una lluvia radiactiva artificial. La ojiva, que contenía un explosivo de alto rendimiento, era del tipo de separable: cuando la aceleración del motor cohete se hacía cero, la ojiva se separaba del cuerpo. Cuando los cohetes con ojiva de tipo integrado, como los cohetes A-4 y R-1, entraban en la trayectoria balística su cuerpo se colapsaba en gran medida, porque la resistencia de la atmósfera perturbaba la trayectoria y la precisión se veía afectada. En los nuevos cohetes con ojiva de separación, solo la pequeña ojiva se veía afectada por la atmósfera y se reducía considerablemente el efecto negativo en la precisión.


MOTOR RD-101

El R-2 estaba equipado con un motor RD-101 diseñado por Valentin Glushko, que era una versión modificada de la versión rusa RD-100 del motor alemán. En lugar de usar alcohol etílico como propelente, utilizado en los cohetes A-4 y R-1, el R-2 utilizaba alcohol metílico, lo que eliminaba un problema surgido con las tropas encargadas de lanzar los R-1, que se bebían el alcohol etílico del propelente. La mezcla de agua en el alcohol se redujo del 15% al 8%. El propulsor era movido por una turbobomba, era impulsada por un motor Walter que utiliza el mismo gas de craqueo de solución de peróxido de hidrógeno que los A-4 y R-1; como catalizador empleaba una aleación sólida a base de plata o níquel, en vez de una solución líquida de permanganato de sodio.


PRODUCCIÓN

Las primeras pruebas comenzaron el 21 de septiembre de 1949 en Kapustin Yar y duraron hasta julio de 1951. El misil fue aceptado para uso militar el 27 de noviembre de 1951. Un decreto del 30 de noviembre de ese mismo año autorizó la producción en serie en la fábrica 586 en Dnepropetrovsk. El primer lanzamiento por parte de una unidad militar con un prototipo del misil tuvo lugar en 1952, y en junio de 1953 salió el primer ejemplar de fábrica (sólo seis meses después del primer R-1).

Cada brigada del ejército soviético dotado con R-2 tenía seis cohetes 6 encuadrados en tres baterías con dos cohetes cada una. La puesta en marcha de cada R-2 necesitaba seis horas, incluyendo quince minutos para la programación del sistema de guiado. Una vez listo para su lanzamiento, el cohete podía mantenerse en ese estado 24 horas antes de tener que ser desmontado. Estaba preparado para poder ser lanzado con temperaturas ambientales de entre -40 y +50 grados Celsius y con vientos de hasta 15 m/s.


VERSIONES

Los soviéticos desarrollaron una versión experimental experimental denominada R-2E ("E" de "experimental") se lanzó desde Kaspitun Yar el 21 de septiembre de 1949. El cohete tenía pequeñas diferencias con respecto al diseño del R-2, que lo hacían 9 centímetros más bajo. Sus vuelos experimentales



Lanzamiento de un cohete R2 experimental.

Sergéi Koroliov estudió entre 1956 y 1958 la posibilidad de realizar un vuelo suborbital tripulado a bordo de un cohete R-2, pero se decidió pasar directamente a vuelos orbitales con el programa Vostok. De todos modos algunos de los equipos probados en el R-2 fueron utilizados tanto en el programa Sputnik como en el Vostok.

El diseño del R-2 fue transferido a China entre 1957 y 1961, para la fabricación de su cohete DF-1, siendo la base de la cohetería de aquel país. El acuerdo para la transferencia de tecnología fue firmado el 6 de diciembre de 1957. Para la puesta en marcha la producción de los misiles en China, un numeroso grupo de ingenieros y técnicos soviéticos se desplazó hasta Pekín.

Hasta el 21 de mayo de 1962, se lanzaron 111 cohetes R-2 en total, con sólo cinco fallos.


CARACTERÍSTICAS GENERALES

El cohete R-2 era tres metros más alto, con 17,65 metros de altura, y tenía el mismo diámetro que sus predecesores. Su peso en el despegue era de 20.416 kilos, siete más que los anteriores.

Número de etapas:

1

Longitud:

17,65 metros

Diámetro máximo:

1,65 metros

Combustible:

Alcohol metílico

Oxidante:

Oxígeno líquido

Motor:

RD-101

Peso de lanzamiento:

20.400 kilos

Peso del oxígeno:

Peso del alcohol:

Alcance máximo:

600 km

Apogeo:

150 km

Velocidad máxima:

7.850 km/h

Peso de la carga:

1.500 kilos

Empuje en superficie:

364,9

Primer lanzamiento:

25 de septiembre de 1949

Cosmódromo:

Kasputin Yar







(c) ATSD 2020.