LOS INGENIEROS DEL REY
(17 de abril de 1711, antigüedad del Arma de Ingenieros)





PRIMERAS EXPERIENCIAS TELEGRÁFICAS (1794-99)

La década de los noventa del siglo XVIII contempló el nacimiento de la Telegrafía Óptica, empleada profusamente en Francia por Napoleón Bonaparte, pero que no logró un desarrollo similar en España.






NACIMIENTO DEL TELÉGRAFO (1794)

Sin tener en consideración los ejemplos de transmisión de mensajes por diversos medios realizados por reyes y generales durante la Antigüedad y Edad Media, podemos considerar 1794 como el año de la aparición de la Telegrafía en el mundo moderno.



Telégrafo de Claudio Chappe, obtenido del sitio web de la
Asociación de Amigos del Telégrafo.

El 19 de julio de ese año la Convención de la República Francesa recibió el primer telegrama de la historia, en cuyo texto se anunciaba la toma de las plazas fuertes de Landrecies y Condé, hasta entonces en poder de las fuerzas austríacas, por parte del ejército republicano francés.

La noticia había sido transmitida hasta París desde la ciudad de Lille a través de una línea de telegrafía óptica de 230 kilómetros montada sobre 22 torres, la última de las cuales estaba ubicada en la cúpula del Louvre. El sistema óptico había sido diseñado por los hermanos Ignacio y Claudio Chappe. El éxito de esta primera línea propició la creación de una red nacional de telegrafía óptica en Francia, que estuvo bajo la dirección de Claudio Chappe hasta su muerte en 1805 [01].

A raíz de las primeras experiencias de Chappe, varios países comenzaron a ensayar sus propios sistemas de telegrafía óptica. Los ingleses, en guerra con la República francesa, se sintieron espoleados por la noticia del telégrafo de Chappe y ese mismo año de 1794 construyeron varias líneas entre Londres y los puertos del canal de la Mancha (Deal, Portsmouth y Plymouth) según el diseño de un tal George Murray, dando con ello satisfacción a una vieja aspiración de la Royal Navy.



Telégrafo de Murray, obtenido del sitio web de la Asociación de Amigos del Telégrafo.

España no fue ajena a esta corriente. El 14 de octubre de 1794 “La Gaceta de Madrid” publicó los resultados de las pruebas del telégrafo de Chappe. Pocos dias después, el 4 de noviembre informó de los resultados del primer ensayo de telegrafía óptica en España, llevadas a cabo por el equipo del profesor del Real Observatorio de Madrid, don Salvador Jiménez Colorado, y que consiguió intercambiar mensajes entre varios puntos de Madrid [02].





PROYECTO DE LÍNEA TELEGRÁFICA MADRID-CÁDIZ (1799)

Por Real Orden de 17 de febrero de 1799, Su Majestad el rey Carlos IV aprobó el proyecto para la construcción de una línea telegráfica que uniese Madrid con Cádiz. El proyecto fue obra del militar don Agustín de Betancourt y Molina, quien había estado residiendo en París y fue testigo presencial de la euforia provocada por los ingenios de Chappe y Murray.

Su proyecto contemplaba construir un máximo de 70 torres para todo el trayecto en un plazo de veinte meses con un presupuesto de millón y medio de reales. En mayo de 1799 estaba construido el tramo Madrid-Aranjuez, que contaba con cuatro torres ópticas [03]; lo elevado del costo de ejecución, que ya ascendía a unos dos millones de reales y un mantenimiento anual de 600.000 reales, hizo abandonar el proyecto [04].



Telégrafo de Bethancourt, obtenido del sitio web de la Asociación de Amigos del Telégrafo.

El proyecto se basaba en un telégrafo de su invención consistente en un poste vertical, una aguja o flecha que lo atravesaba en su parte superior y que giraba 360 grados en el plano vertical, y dos catalejos de apuntamiento que permitían el sincronismo entre emisor y receptor.

Técnicamente el telégrafo de Betancourt era superior al de Chappe, y así fue reconocido en un informe de la Academia de Ciencias del Instituto Nacional de Ciencias y Artes de Francia en 1798. Su código de operación permitía 36 señales diferentes con diez grados de diferencia entre señales, lo cual fue aceptado por la Academia francesa como suficiente. Ello permitía al telégrafo de Betancourt transmitir 26 letras y 10 números, con lo que su telégrafo era del tipo alfabético [05].




NOTAS:



    [01] Olivé Roig, Sebastián. Historia de la telegrafía óptica en España. Secretaría General de Comunicaciones. Ministerio de Transporte, Turismo y Comunicaciones. Madrid, 1990, pag. 14.

    [02] Olivé Roig, op. cit, pág. 17.

    [03] Salvá, Francisco. “El galvanismo aplicado a la telegrafía”. Memoria leída por don Francisco Salvá en la Academia de Ciencias Naturales y Artes de Barcelona el 22 de febrero de 1804. Citado por Olivé Roig en op.cit., pág. 23.

    [04] Olivé Roig, op. cit., pág. 24.

    [05] Olivé Roig, op. cit., pág. 20-22.